Physis e intuición en el pensamiento de Deleuze* | José Ezcurdia


José Ezcurdia [1]

“Este cosmos, uno mismo para todos los seres, no lo hizo ninguno de los dioses ni de los hombres, sino que siempre ha sido, es y será fuego eternamente viviente […]”

[Al ser alimentado de la misma manera que la llama…] claro que tampoco el sol sería solamente, según dice Heráclito, nuevo cada día, sino que siempre sería nuevo contínuamente”.

 

Heráclito de Éfeso

 

Deleuze es un autor que hace de Spinoza, Nietzsche y Bergson, engranajes mayores de su filosofía.[2] La lectura que nuestro autor realiza de los autores señalados, funge como gesto fundamental de una filosofía a la vez inmanentista, materialista y vitalista, que en las nociones de cuerpo e intuición tiene quizá sus objetos de reflexión principales. Cuerpo e intuición, ser y pensar, Physis y Nous, son los polos de una realidad en la que la intuición misma es el corazón de la materia, y en la que la materia en tanto cuerpo se resuelve como horizonte productivo. Materia e intuición son el derecho y el revés de la vida como causa inmanente, que se afirma como fuerza creativa.

Deleuze aborda estos planteamientos al revisar la significación de la noción de plano de inmanencia a la luz de las concepciones filosóficas de Spinoza y Bergson:

Este plano tiende hacia nosotros sus dos facetas, la amplitud y el pensamiento, o más exactamente sus dos potencias, potencia de ser y potencia de pensar. Spinoza es el vértigo de la inmanencia, del que tantos filósofos tratan de escapar en vano. ¿Estaremos alguna vez maduros para una inspiración spinozista? Le sucedió una vez a Bergson, en una ocasión: el inicio de Materia y memoria traza un plano que corta el caos, a la vez movimiento infinito de una materia que no cesa de propagarse e imagen de un pensamiento que no deja de propagar por doquier una conciencia pura en derecho (no es la inmanencia la que pertenece a la conciencia, sino a la inversa).[3]

Spinoza y Bergson se encabalgan en la filosofía de Deleuze, brindándole los supuestos metafísicos de su propia concepción de inmanencia: la inmanencia deleuziana es una materia viva, que en la propia forma del pensamiento o la intuición esclarece una conciencia que se afirma como diferencia.  La sustancia spinoziana como materia y causa inmanente, y la noción bergsoniana de materia como plexo de imágenes y conciencia virtual, se funden en la propia noción deleuziana de plano de inmanencia, en la que ésta, justo como causa viva, precipita en su seno cuerpos vivos que afirman y dan a luz la propia conciencia que late en su seno.

La asimilación que Deleuze realiza de Nietzsche se realiza justo en el horizonte de un inmanentismo y un materialismo, en el que la determinación misma de la materia como imagen-conciencia, es justo el marco de la afirmación de la voluntad de poder como un eterno retorno de la diferencia. La materia viva se afirma como una voluntad encarnada que en la intuición satisface su forma como eterno retorno de lo mismo, como retorno de lo mismo que se concibe como devenir, como acontecimiento o hecho diferencial.[4] (Leia o artigo completo em PDF).

 

Recebido em: 01/05/2020

Aceito em: 05/06/2020

 

Texto publicado originalmente como capítulo no livro Cuerpo, intuición y diferencia em el pensamento de Gilles Deleuze publicado por José Ezcurdia em 2016 pela Editora Itaca na Ciudad de México.

[1] Maestro en filosofía em la Facultad de Filosofía y Letras (FFYL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

[2] En relación a las raíces del proyecto ético-político de Deleuze, Cfr., Hardt, Michael, Deleuze: un aprendizaje filosófico, Paidós, Buenos Aires, p. 29: “Con todo, el rodeo que hace Deleuze no es sólo un ataque, es también el establecimiento de un nuevo terreno: la intuición temprana de un proyecto político positivo que va cobrando forma en virtud del largo recorrido que seguiremos: de Bergson a Nietzsche y finalmente a Spinoza. Deleuze necesita una ontología positiva para establecer una teoría positiva de la ética y la organización social.”

[3] Deleuze, ¿Qué es la filosofía?, Anagrama, Barcelona, 1980, p. 52.

[4] Mengue, Philippe, Deleuze o el sistema de lo múltiple, La cuarenta, Buenos Aires, p. 61: “La teoría deleuziana del plano de inmanencia constituye así un avance, un enriquecimiento y una determinación más concreta de los altos pensamientos de Nietzsche. Pero para tener una visión completa de su posición, se debe agregar que para un nietzscheano como Deleuze, el pensamiento es inseparable del ser, y este ser es él mismo inseparable de la vida”. Asimismo, Cfr., Badiou, Alan, Deleuze, El clamor del ser, Manantial, Bs. As. p. 107: “Comenzamos a ver dónde se sitúa el eterno retorno. Lo que vuelve eternamente con cada acontecimiento, y en todas las divergencias y síntesis disyuntivas, lo que vuelve cada vez que los dados son lanzados, es la única tirada de dados original que tiene la potencia de afirmar el azar. En todas la tiradas, la misma tirada vuelve, porque el ser del lanzamiento es invariable en su determinación productiva: afirmar todo el azar de una sola vez.”

Physis e intuición en el pensamiento de Deleuze*

 

RESUMEN: Deleuze es un autor que hace de Spinoza, Nietzsche y Bergson, engranajes mayores de su filosofía.[ii] La lectura que nuestro autor realiza de los autores señalados, funge como gesto fundamental de una filosofía a la vez inmanentista, materialista y vitalista, que en las nociones de cuerpo e intuición tiene quizá sus objetos de reflexión principales. Cuerpo e intuición, ser y pensar, Physis y Nous, son los polos de una realidad en la que la intuición misma es el corazón de la materia, y en la que la materia en tanto cuerpo se resuelve como horizonte productivo. Materia e intuición son el derecho y el revés de la vida como causa inmanente, que se afirma como fuerza creativa.

PALABRAS-CLAVE: Deleuze. Inmanecia. Materialismo.

 


Physis e intuição no pensamento de Deleuze

 

RESUMO: Deleuze é um autor que faz de Spinoza, Nietzsche e Bergson, engrenagens maiores de sua filosofia. A leitura que ele faz desses autores serve como gesto fundamental de uma filosofia que é, ao mesmo tempo, imanentista, materialista e vitalista, e que talvez tenha nas noções de corpo e intuição seus objetos de reflexão principais. Corpo e intuição, ser e pensar, Physis e Nous, são os pólos de uma realidade em que a intuição mesma é o coração da matéria, e em que a matéria como corpo se resolve como horizonte produtivo. Matéria e intuição são o direito e o avesso da vida como causa imanente, que se afirma como força criativa.

PALAVRAS-CHAVE: Deleuze. Imanência. Materialismo

 


EZCURDIA, Jose. Physis y instuición en el pensamiento de Deleuze. ClimaCom – Florestas [Online], Campinas, ano 7,  n. 17,  Jun.  2020. Available from: http://climacom.mudancasclimaticas.net.br/jose-ezcurdia-florestas/